Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Principios de Inversión’ Category

Tengo en un cd todos los archivos mp3 correspondientes a los radio shows que Harry Browne ofrecía cada domingo hace unos ocho años. Cada vez que voy y vengo del trabajo, unos 25 minutos por trayecto, escucho este cd que me permite practicar mi maltrecho listening level in english, y además refresco y completo las ideas de Mr. Browne sobre finanzas e inversión.

En la sesión que tocaba hoy, Harry ha hablado sobre un concepto muy interesante acerca de los activos que componen nuestra cartera y el riesgo de contrapartida que cada uno contiene. Para que nos entendamos veamos un primer ejemplo:

Compramos un fondo de inversión español que replica al índice IBEX de forma física. ¿Cuántas promesas contiene nuestra inversión?

1. La promesa de unas empresas que insinúan obtener beneficios y repartirlos a sus accionistas.

2. La promesa de una gestora que dice comprar esas acciones para el fondo.

3. La promesa de un broker que declara comprar participaciones de ese fondo en tu nombre y que también promete reembolsar ese fondo cuando lo requieras.

En total 3 ó 4 promesas de las que pasas a depender una vez pones tu dinero a trabajar en ese producto. ¿Te parecen muchas? Veamos otro ejemplo:

(más…)

Read Full Post »

Hace unas semanas conocimos a Gabriel Arba, quien nos presentaba su libro y nos regalaba un guest post relacionado con el maravilloso efecto del interés compuesto.

El caso es que, hará tan sólo unos días, @VELASQVS compartió con un comentario en la misma entrada una viñeta que nos aclara que, aunque clave para el éxito de nuestras finanzas futuras, el interés compuesto no funcionará si no es acompañado por otra serie de factores necesarios para un buen producto final.

$1000 a diez años al 2% se transforman en $1219. Realmente no es una cifra final como para motivarse en esto del ahorro y la inversión. Para que la magia del interés compuesto nos ayude tendremos que unirla a los siguientes complementos clave:

– Interés elevado pero alcanzable. Un 2% no produce el mismo efecto que el interés medio histórico de la renta variable. Si a este último lo atenuamos con algo de renta fija en nuestra cartera, podríamos optar sin miedo a alejarnos demasiado a conseguir una rentabilidad que supere el 7% anual. Con este nuevo interés, el crecimiento de nuestra cartera será más rápido.

– Más madera, esto es la guerra. La mítica frase de los hermanos Marx nos viene al pelo para explicar esto. Si cada mes, trimestre o año no añades más ahorro a la cartera de inversión, el interés compuesto pierde su esplendor. Partir desde $1000 es suficiente, pero si añadimos $300 mensuales, la multiplicación viral de nuestros ahorros se convertirá en espectacular. Con el paso de los años verás como la cifra total de tu cartera crece sin que apenas lo asimiles. “¿Quién ha dicho que no hay más madera en este tren?”, valora cada euro que ganas y ahorra lo suficiente para que tu locomotora vuele sobre sus railes.

– El colchón de seguridad. Te he hablado en otras ocasiones de ese dinero que debes tener para situaciones de emergencia. Pero cumple otra función muy importante, que es no permitir que metas mano en tu cuenta de inversión. Si no dispones de un ahorro aparte de tu cartera, si algún día necesitas un dinero extra tendrás que sacarlo del portafolio, poniendo una torpe zancadilla al trabajo de tus abnegados euros y de su compinche el interés compuesto. Ten tu colchón disponible desde el primer día y no permitas que una situación puntual entorpezca tu buen hacer como inversor de largo plazo.

– Ingresos extras. Hay montones de webs y blogs que te pueden ayudar a tener ideas sobre como obtener algún ingreso extra o mejorar tu capacidad de ahorro. Esto repercute directamente en tu capacidad total de inversión, que unido al efecto del interés compuesto multiplicaría tu producto final de cartera. @Alfonso acaba de publicar su consejo número 15 en una serie de entradas relacionadas con el tema. Seguro que te ayudarán.

La diferencia final es más grande de lo que puedas imaginar. De convertirte en el millonario de al lado sumando todas estas premisas, a quedar en un pequeño inversor que nunca ve como su esfuerzo merece la pena. Es duro pero real.

Después de leer esta entrada, ¿piensas que estás fallando en alguno de los puntos tratados? ¿Qué otros instrumentos se te ocurren que puedan apoyar al interés compuesto a realizar su trabajo? ¿Eres de los que creen que una persona de clase trabajadora no puede llegar a cifras de 7 dígitos en su cartera de inversión?

Read Full Post »

En muchas ocasiones comprobarás como los temas principales de debate en foros de finanzas son los relacionados con los activos en concreto que comprar para multiplicar los ahorros. Estos foreros normalmente desconocen que ganarían mucho más a largo plazo si se preocuparan por construir una cartera sencilla que evite ciertos errores muy comunes a la hora de invertir:

1. No escribir tu propio plan de inversión. La inversión a largo plazo debería comenzar con la elaboración de un plan completo de ahorro e inversión. Ya sea en papel escrito, procesador de texto, o incluido en una hoja de excel, poner tus ideas por escrito podría evitar cometer errores sin solución.

Este plan debe contener tus gastos, tu nivel de ahorro, tu cartera de inversión y la planificación de nuevas aportaciones y rebalances. También debe ser revisado si las circunstancias personales o familiares cambian sensiblemente.

(más…)

Read Full Post »

Toda inversión requiere del pago de unas comisiones y tasas, ya sean directas o indirectas. Estos costes disminuyen la rentabilidad de tu cartera de inversión. Así de claro. Así de simple. Tu cartera de inversión tendrá una rentabilidad igual a los beneficios obtenidos por sus activos menos comisiones y tasas. Disminuir estos lastres te permite guardar una mayor parte del beneficio de los activos en los que has confiado, ya sean acciones, bonos, metales preciosos o cualquier otra forma de inversión.

COSTES INEVITABLES

Cualquier posición en un fondo de inversión requiere del pago de unas comisiones para costear la operativa del mismo, y por supuesto, enriquecer a sus dueños y gestores:

(más…)

Read Full Post »

Con el tiempo, tu cartera de acciones y bonos probablemente variará en sus porcentajes debido a los movimientos en las cotizaciones. Esto significa que tendrás un riesgo distinto por variar el ratio acciones/bonos. La cartera necesitará entonces volver al riesgo inicial para considerarla bien balanceada.

El rebalance es el método principal que dispones para mantener en todo momento el riesgo de tu cartera de inversión. Rebalancear significa ajustar tu portafolio a los porcentajes originales que elegiste para él.

El rebalance también añade la ventaja de obligarte a comprar barato y vender caro. Si una clase de activo baja de precio, al tener que comprar más cantidad de esos activos, te estarás forzando a comprar a bajo precio. Los inversores sin una estrategia de rebalance son más propensos a reaccionar emocionalmente y realizar justo lo contrario, cometiendo el error de vender barato con el miedo y comprar caro ante la euforia generalizada.

Existen dos formas básicas de rebalancear una cartera:

(más…)

Read Full Post »

Invertir es simple, sobre todo si consigues seguir un par de principios básicos: Reducir el riesgo diversificando tus inversiones y maximizar los retornos minimizando los costes. En palabras de John Bogle:

“La simplicidad es la llave maestra del éxito en la inversión”

DIVERSIFICAR PARA REDUCIR EL RIESGO DE GRANDES PÉRDIDAS

La diversificación elimina el riesgo de una pérdida total y disminuye el riesgo de grandes bajadas patrimoniales. Incluyendo en cartera diferentes tipos de activos con diferentes tipos de riesgos, ésta se vuelve menos volátil que si pusieras todo tu dinero en un solo tipo de activo financiero. Las inversiones en una cartera bien diversificada no se suelen mover en la misma dirección al mismo tiempo, o al menos, con la misma intensidad.

(más…)

Read Full Post »